«Resulta muy interesante ver lo que se puede conseguir enseñando de forma correcta y con un programa de inmersión.»

SCMP 08JUN12 CH ANDREAS1

 
Andreas Laimböck, originario de Austria, llegó por primera vez a China en 1999, gracias a un programa de intercambio universitario. Se enamoró al instante de China, de su gente, su cultura y su idioma, así que decidió crear su propia escuela de chino en Beijing: LTL MandarinSchool. Su experiencia como estudiante de chino, le había permitido darse cuenta de cómo se podía enseñar chino de forma eficaz y, para lograrlo, buscó profesores muy preparados que entendieran y aplicaran sus ideas.
En Aprende Chino Hoy nos ha gustado su forma de hacer las cosas y su escuela, familiar y cercana, y por eso colaboramos con ellos. Queremos invitaros a conocer a Andreas y su escuela un poco mejor, a través de esta entrevista.
1.    Llevas más de 15 años viviendo en China, ahora mismo tu chino es muy bueno, pero Andreas, ¿te acuerdas de tus comienzos con el aprendizaje del chino? ¿Cómo fueron? ¿Con qué dificultades te encontraste?
Nunca fui muy bueno con los idiomas. Estuve a punto de suspender inglés y francés en el instituto  y me echaron del curso de italiano por  mis malos resultados. Así que aprender chino fue sin duda un reto para mí. No tengo buena memoria por lo que  memorizar los caracteres chinos, el vocabulario y los tonos siempre fue un misterio para mí  (simplemente no los oía).
Estudiaba mucho, pero a pesar de todo después de mi primer semestre en China no logré el certificado de graduación porque mi puntuación en el examen era demasiado baja. Esto me desmotivó mucho, pero empecé a darme cuenta que el problema principal no era que no podía aprender chino, sino que lo estaba estudiando y me lo estaban enseñando de forma equivocada. Una vez cambié la manera de aprender, las cosas comenzaron a mejorar muy rápidamente.

«Una vez cambié la manera de aprender (chino), las cosas comenzaron a mejorar muy rápidamente.»

2.    ¿Qué  «errores» cometiste cuando empezaste a estudiar chino? 

Por aquel entonces no había escuelas de idiomas privadas como LTL Mandarin School, por lo tanto  todo el mundo tenía que estudiar en las universidades públicas. Las clases se desarrollaban en grandes aulas, donde el profesor hablaba y los alumnos escuchábamos, y la enseñanza se centraba mucho en la memorización. Pasábamos muchas horas escribiendo caracteres chinos (en lugar de aprender a entenderlos) y los tonos se pronunciaban una sola vez,  después no se repetían. El resultado de todo esto es que durante la clase el alumno casi no participa – con grupos tan grandes no es posible, incluso aunque el profesor quiera. Además, después de la clase hablaba en alemán e inglés. Las universidades chinas tienen alojamientos y clases separadas de estudiantes extranjeros y chinos y hacen lo posible para que no nos mezclemos.
Así que cometí casi todos los errores que puedes cometer al estudiar mandarín y en consecuencia tanto mi progreso como el de mis compañeros fue muy bajo. Me da mucha envidia pensar en ello y ver cómo ahora nuestros estudiantes avanzan a un ritmo muy rápido en un solo semestre.  A nosotros alcanzar este nivel nos hubiera llevado un año.
 

Charlie

Charlie se alojó con una familia china y asistía a clases en LTL Mandarin School



3.   
Tu propia experiencia personal y  «esos errores», ¿Cómo los aplicas en la escuela con tus estudiantes?
Studying-Chinese-Chengde-200x300
Este año uno de nuestros mejores estudiantes llegó al HSK6 (C1) en siete meses y medio, y había empezado en un nivel de principiante. Nuestro peor estudiante, pasó el HSK5 (B2) después de  ocho meses. Resulta muy interesante ver lo que se puede conseguir enseñando de forma correcta y con un programa de inmersión.
Básicamente LTL Mandarin School es la escuela en la que me hubiera gustado estudiar cuando vine a China por primera vez a estudiar chino. Las clases tienen pocos alumnos, ofrecemos un enfoque comprensivo de los caracteres, animamos a los estudiantes a hablar en las clases, a vivir con familias chinas, a hablar después de las clases, a aprender los tonos de forma adecuada desde el principio, y motivamos a nuestros profesores para que hagan una clase eficaz y divertida.
Karim (en lo foto), por ejemplo, logró en un año aprobar el HSK5 con un programa que combinaba las clases en LTL Mandarin School y el alojamiento con una familia en Chengde, donde solo podía hablar chino. Él mismo cuenta su experiencia en el Blog de LTL Mandarin School.

«Las clases tienen pocos alumnos,  ofrecemos un enfoque comprensivo de los caracteres, animamos a los estudiantes a hablar en las clases, a vivir con familias chinas, a hablar después de las clases…»

4.    ¿Qué consejos le darías a estos tres tipos de estudiantes?

Si eres un principiante y te sientes sobrepasado con tanta información (pinyin, caracteres, tonos).
Tómate tu tiempo. Los que hablan con fluidez chino en un momento dado se han sentado enfrente del libro y se han dicho así mismos: «Nunca lograré aprender esto». No tengáis miedo a hablar, solo inténtalo. Es normal que la gente no os entienda, no os preocupéis, tan solo seguid hablando. Los caracteres, vocabulario y gramática mejoran con el tiempo, solo hay que continuar.
Lo  único importante al principio son los tonos. Estate seguro de que aprendes los tonos bien desde el principio. Si los aprendes mal, es difícil corregir ese error más tarde.
Lo demás viene con el tiempo.

«(a los principiantes) Tómate tu tiempo. No tengáis miedo a hablar, solo inténtalo.» 

Live the Language  One on One ClassSi estás en un nivel intermedio pero te cuesta mucho avanzar (quizá no tienes tiempo o la suficiente motivación…)

El chino puede ser frustrante a veces. Sobre todo cuando ya estás en un nivel un poco alto y has logrado una serie de «victorias fáciles» y puede que te sientas que no progresas nada incluso estudiando muy duro. ¡Hay que seguir! Todos pasamos por fases como estas. Aprender mandarín es básicamente un desafío a nuestra fortaleza.Algunas personas se dan por vencidas cuando la situación se pone difícil y otras no. ¿De qué tipo eres?

Al mismo tiempo, por supuesto, intenta pasarlo bien con la lengua. Conoce amigos chinos, come comida china e intenta estar en situaciones para usar tu chino. No hay nada más estimulante que ser capaz de usar la lengua que aprendes y ver cómo mejoras con el tiempo.

«Aprender mandarín es básicamente un desafío a nuestra fortaleza.»

Si estás en un nivel avanzado y quieres mantenerlo…
Hablar, hablar y hablar, escuchar, escuchar y escuchar y leer, leer y  leer. Hay que seguir practicando el mandarín. Una vez que el nivel de las conversaciones no supone un problema, hay que estar seguro de practicar con regularidad el chino.
Asimismo, si necesitas el chino para trabajar o para alguno propósito específico, empieza aprendiendo un vocabulario que sea específico para el trabajo o lo que necesites. Te sorprenderá comprobar lo competente que te vuelves cuando has aprendido la jerga del campo específico de tu trabajo. Por lo general, suele ser solo unas 150 a 200 palabras y una vez que las conozcas, puedes hacer presentaciones, mantener conversaciones y leer los contratos de esa área sin problemas.
_________
Para más información de los cursos de LTL Mandarin School pinchad en este enlace:
www.aprendechinohoy.com/cursos-en-china
 
  займ онлайн без отказа