Fue una grata sorpresa el que llegara a nuestras manos el flamante libro “Aprender y enseñar chino- Jornadas Acedémicas sobre la Lengua china y su enseñanza“.
aprender-y-ensenar-chino-li
Ver que poco a poco se van publicando en español libros necesarios y rigurosos sobre el estudido del chino es una buena noticia para todos los que estamos en este ámbito.
Para presentaros el libro, desde Aprende Chino Hoy hemos pensado que nadie mejor que el editor, Juan José Ciruela Alférez, quien muy amablemente se ha prestado a una entrevista. Además de preguntas sobre el libro, le hemos quedido plantear algunas cuestiones que nos interesan relacionadas con la enseñanza y materiales para el estudio de chino.
 1-¿ Podría resumirnos su historial académico y profesional relacionado con la enseñanza del chino?
Soy profesor de Lengua china, Lingüística china y escritura china en el Departamento de Linguistica General y Teoría de la literatura de la universidad de Granada. Desde el año 2002 he impartido clases de lengua china, traducción chino-español, escritura china y lingüística china, tanto en la Facultad de Filosofía y Letras como en la de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada. Mi docencia y mi investigación han estado siempre orientadas fundamentalmente a la docencia, la enseñanza del chino como lengua extranjera y la lingüística aplicada a la enseñanza del chino y de su escritura.
2- El Libro “Aprender y Enseñar chino- Jornadas Académicas sobre la lengua China y su enseñanza, ¿a quién va dirigido”?
El libro va dirigido tanto a docentes como a estudiantes. En las Jornadas que dieron origen al libro tratamos de que el alumnado fuera parte de las mismas a través de su participación dinámica en las conferencias y en las charlas. Nos interesaba tomar conciencia de los problemas concretos que nuestros estudiantes, los hispanohablantes, tienen cuando aprenden chino. Muchos estudios se han realizado sobre esta cuestión tomando como corpus de análisis los errores de estudiantes anglosajones y nipo-coreanos, pero no hay muchos estudios que tomen como referente al estudiante hispanohablante. Es un campo en el que los especialistas tendremos que avanzar en el futuro, para mejorar y adaptar los métodos de enseñanza del chino a la especificidad del estudiante hispanohablante.
Por otro lado, los especialistas que hemos participado en el libro somos profesores con larga experiencia en la enseñanza del chino como lengua extranjera en España y en China. Como coordinador de las jornadas y editor del libro, he intentado que estén representadas diversas tendencias y sensibilidades entre los especialistas españoles. También están representadas tres de las universidades más importantes en la enseñanza del chino en España. Además, en los diversos capítulos se tratan cuestiones que tienen que ver con diversos aspectos de la enseñanza y aprendizaje del chino. Por todo ello, creemos que tanto al especialista o al docente, como al propio estudiante, le resultarán de interés las reflexiones y estudios que el libro recopila.
3- ¿Nos podría comentar algunos temas destacables que trata el libro?
Los temas incluidos en el libro son algunos de los más importantes y recurrentes en este campo de la didáctica del chino. Por ejemplo, el problema de la terminología específica en la enseñanza de la gramática del chino, la aplicación y correspondencia del marco común europeo de referencia para las lenguas con respecto a la lengua china, la utilización de medios audiovisuales en la enseñanza, el papel del profesor en la enseñanza de la lengua china, el problema de los manuales o el de la enseñanza de la escritura china o del léxico, forman básicamente el conjunto de temas tratados a lo largo de los diferentes capítulos. Siempre desde la intención didáctica y de transmisión clara de principios y contenidos.
4- ¿Cómo considera el estado de la enseñanza del chino en España?
Yo diría que la enseñanza del chino en España es bastante heterogénea. Cabría diferenciar los distintos ámbitos en los que se enseña esta lengua. Por ejemplo, en las universidades la tendencia es a utilizar criterios y estrategias didácticas similares a las de otras lenguas, salvando la especificidad de la lengua china, es decir, en la universidad se ofrecen asignaturas de lengua, lingüística, gramática, etc. que dan una formación lingüística bastante completa al alumno. Sin embargo, en otros ámbitos, como las escuela privadas o semi privadas, la situación puede ser distinta. Creo que lo fundamental, y en lo que habrá que incidir especialmente en los próximos años es la preparación del profesorado. Es prioritario preparar bien a los futuros profesores de esta lengua para que sean capaces de enseñarla adecuadamente. En este caso, más que en ninguna otra lengua, hay una gran diferencia entre saber chino y saber enseñarlo.
5- ¿ Es enseñar chino más complicado que enseñar otras lenguas o quizás pueda pasar que no se enseñe bien?
Sí, creo que las dos cosas son ciertas. Todos estamos bastante de acuerdo en eso. Sin embargo, conviene matizar, para no caer en el estereotipo de que el chino es una lengua imposible. Es más complicado enseñar porque no existen puntos de referencia entre las dos lenguas, el español y el chino, y por lo tanto, hay que empezar a construir la gramática, el léxico, la sintaxis, todo, incluso la escritura, desde cero. Claro que existen verbos, sustantivos, adjetivos, etc.. que son los materiales básicos con los que todas las lenguas crean significados y los transmiten. Pero la forma de comportarse esos materiales y de transmitir esos significados está muy alejada de lo que a nosotros nos resulta familiar dentro de las lenguas de nuestro entorno. Eso exige por parte del profesor un esfuerzo extraordinario para acercar las dos lenguas hasta puntos en los que sea más fácil y comprensible su aprendizaje. Y por parte del alumno también: necesita acercarse y aprender chino con otros ojos. Es necesaria mucha paciencia, esfuerzo y disciplina para aprender chino. No podemos aprender el mismo nivel de lengua en la misma cantidad de tiempo, de ahí que a veces el alumno se impaciente porque considera que no está avanzando.
Respecto a si se enseña bien o no, insisto en que es fundamental la preparación del profesorado para que sea capaz de resolver todas esas dificultades con la mayor solvencia posible.
6- Los materiales para estudiar chino suelen ser más estáticos y menos comunicativos que los que se utilizan para estudiar otras lenguas. ¿Esto tiene que ver con aspectos internos de la lengua o de la formación pedagógica de los autores?
En general los materiales son menos comunicativos. Esto también está cambiando. En China se están haciendo esfuerzos para introducir los métodos comunicativos en la enseñanza del chino. Ya hay algunos manuales que se auto denominan “Chino comunicativo”. Hace falta que evolucione también el profesorado, que se actualice constantemente en las nuevas estrategias, que sea exigente con su propia formación. Todo esto resulta a veces complicado. Al fin y al cabo, no es un colectivo demasiado extenso y no siempre se tienen los recursos materiales para conseguirlo.
La peculiaridad de la lengua china y su escritura hace que no siempre el chino se pueda enseñar de la misma manera que otras lenguas más “fáciles” desde el punto de vista comunicativo. En chino hay muchos aspectos que deben memorizarse continuamente, por ejemplo la escritura. Es necesario repetir y repetir un mismo carácter hasta que se pueda escribir y memorizar sin problemas. Quizás lo más realista es utilizar métodos comunicativos cuando se pueda y continuar con la memorización y la repetición en aquello en lo que sea más rentable aplicarlo. No creo que haya un método único y aceptado por todos para la enseñanza del chino. En esto, también, los especialistas no dejamos de debatir e investigar.